Es mejor no tener web que tener una web “muerta”, “desactivada”, “obsoleta”, “antigua”.
de ser así, la imagen que das como empresa es mala.
Necesitamos herramientas, empresas especializadas, que nos ayuden (a los no expertos) a mantener “vivas” nuestras web.